¿Qué hay detrás de la disfunción erectil?

Editor médico: Dr. López Ortiz

La disfunción eréctil o impotencia es la condición en la que un hombre es incapaz de tener una erección suficientemente firme como para mantener relaciones sexuales satisfactorias. Su ocurrencia se asocia a la edad, 20% de los hombres mayores de 60 años la padecen y 30% los mayores de 70 años.1

La disfunción eréctil no es un proceso normal de la vejez. Se trata un dato de alerta sobre la existencia de algún padecimiento y se debe buscar la causa (enfermedades cardiovasculares, metabólicas, factores psicológicos y uso de drogas o fármacos), la cual al resolverse o tratarse, mejorará la situación sexual.2

Erección normal

Para que un hombre tenga una erección, intervienen factores vasculares (de los vasos sanguíneos), hormonales, neurológicos y psicológicos.3 

Durante la estimulación sexual se “envían” mensajes en forma de señales neurológicas, que contienen información necesaria para relajar las fibras musculares que rodean las células endoteliales del pene (la pared de los vasos sanguíneos).3

Cuando estas señales provocan la relajación de las células endoteliales, los vasos sanguíneos arteriales tienen facilidad para la distensión. Esta distensión logra que los vasos sanguíneos se llenen de sangre, otorgando al pene la dureza necesaria para mantener relaciones sexuales.3

Cualquier situación que se interponga con el correcto funcionamiento de lo anteriormente explicado, puede condicionar la ocurrencia de la disfunción eréctil.3

Condiciones médicas

Las enfermedades cardiovasculares figuran como una de las principales causas de la disfunción eréctil. De hecho, los factores de riesgo para las principales enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, son también factores de riesgo conocidos para la disfunción eréctil (hipercolesterolemia, hipertensión, diabetes, obesidad).2

Medicamentos

Existen algunos medicamentos que como efecto colateral pueden provocar disfunción eréctil, muchos de ellos son de uso común como los antidepresivos, antihistamínicos (como los que se toman para aliviar los síntomas de un resfriado) y los hipotensores (tratamiento de la hipertensión arterial).4

Factores psicológicos

La depresión, ansiedad, baja autoestima, culpa o miedo ante el fallo en las relaciones sexuales u otras situaciones de la vida cotidiana, pueden tener también como resultado disfunción eréctil.5

Estilo de vida

Fumar, tomar alcohol, drogas de uso recreativo, el pobre cuidado de la dieta y la baja actividad física, se han asociado a la disfunción eréctil.2

Entre las estrategias que benefician la solución de la disfunción eréctil está una dieta adecuada y realizar actividad física para mantener un estilo de vida saludable.5

Tratamiento

Cuando las modificaciones del estilo de vida y la atención a las condiciones que la causan no brindan los beneficios que se esperan, se puede escalar en el tratamiento hacia una opción farmacológica.4,6

Se recomienda consultar a un profesional de la salud calificado para valorar los beneficios y posibles riesgos del uso de estos medicamentos.

¿Cómo ayudar a tu pareja?

Los hombres con disfunción eréctil experimentan poca satisfacción y dificultad para relajarse durante sus relaciones sexuales, en buena parte por la ansiedad que produce el miedo a no desempeñarse óptimamente, lo que trae baja autoestima y depresión, impactando en la calidad de vida más allá de la vida sexual. A pesar de ello, pocos hombres buscan ayuda profesional, algunos por vergüenza y otros porque desconocen que existe tratamiento efectivo. Tu apoyo como pareja para generar un ambiente de confianza y tranquilidad durante las relaciones sexuales además de compartir información con él sobre las alternativas de tratamiento son aspectos importantes para la solución y mejora de la vida sexual de ambos.7

Referencias:

  1. Science Daily. Science Daily News. [Online].; 2016 [cited 2017 Febrero 12. Disponible en: https://www.sciencedaily.com/releases/2016/02/160208183449.htm.
  2. Shamloul R, Ghanem H. Erectile dysfunction. Lancet. 2013;381(9861):153-165.
  3. Martínez-Salamanca J, Martínez-Ballesteros C, Portillo L, et al. Fisiología de la erección. Arch. Esp. Urol. 2010;63(8):581-588.
  4. Muneer A, Kalsi J, Nazareth I, Arya M. Erectile dysfunction. BMJ. 2014; 348(129):g129.
  5. Martin SA, Atlantis E, Lange K, et al. Predictors of sexual dysfunction incidence and remission in men. J Sex Med. 2014;11(5):1136-1476.
  6. Carson CC. Long-term use of sildenafil. Expert Opin Pharmacother. 2003;4(3):397-405.
  7. European Association of Urology. Guidelines on Male Sexual Dysfunction: Erectile dysfunction and premature ejaculation. Clinical Gudeiline. European Association of Urology, European Association of Urology; 2015.

 

 

Compartir

¿Tienes comentarios sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Archivo

Otros Artículos

img

¿Qué onda con la gastritis?

Leer
img

¿Qué hay detrás de la disfunción erectil?

Leer
img

10 cosas que debes hacer a tus 30 para vivir mejor en tus 50

Leer