Hidrata a tu pequeño

¿Te has preguntado porque es importante mantener hidratado a tu hijo?

Tener una buena hidratación facilitará tu pequeño la eliminación de desechos de su organismo a través de la transpiración; su organismo absorberá mejor los nutrientes que necesita y evitarás que padezca enfermedades como el estreñimiento. Otro de los beneficios que tendrán los niños al estar bien hidratados será la prevención de dolores musculares y las afecciones respiratorias.

En los niños menores de dos años, la proporción de agua se encuentra entre el setenta y ochenta por ciento de su peso corporal, mientras que en los adultos es entre el cincuenta y el sesenta por ciento. Por eso es que los niños necesitan beber más agua que los adultos, es recomendable que cada dos horas les ofrezcas un vaso de agua, incluso cuando no estén sedientos, ya que un niño debe beber entre 50 a 60 ml.

La mayoría de los niños prefiere beber jugos o refrescos en lugar de agua, esto por el sabor y la diversidad de las bebidas, pero estás bebidas no podrán sustituir el consumo de agua natural. El consumo de bebidas azucaradas se puede volver un hábito insano que propicia caries y  puede ser una de las causas de obesidad entre los más pequeños.

Otras dos opciones saludables para mantener hidratado a tu hijo, son los caldos de pollo y los jugos de frutas naturales como fresa, mango, naranja, piña, mandarina y kiwi por su alto contenido de vitaminas. Algunos de estos jugos podrán contribuir al buen funcionamiento del sistema inmunológico de tu pequeño.

Por otro lado, sí aun no sabes cómo hacer que tu pequeño comience a beber agua, te damos algunos tips que seguro te ayudarán a mantenerlo hidratado.

 

1. Vuelve divertido su sabor

En el vaso o la botella de agua puedes incluir unas rodajas de limón o algún otro cítrico, también puedes intentar con mora azul u hojas de menta para agregarle un sabor sutil e incluir un toque de color divertido a la hora de preparar el agua.

2. ¡Qué tomar agua sea un juego!

Si están en un parque o si realizan actividad física por tiempo prolongado, es recomendable hacerles beber agua cada veinte minutos y al final de la actividad. Recuérdale que como los autos en las carreras, deben parar de tanto en tanto a recargar combustible… él debe tomar agua.

3. Predica con el ejemplo

Los niños son imitadores, permite que te vea beber agua, bebe con él, transmítele lo importante que es para ti mantenerte bien hidratada.

Con estos tips seguro ya no habrá pretexto para que tome la cantidad suficiente de agua que necesita…

 

Compartir

¿Tienes comentarios sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ana Luisa says

Excelentes recomendaciones!!!

Archivo

Otros Artículos

img

Deshidratación y golpes de calor en los niños

Leer
img

Datos útiles sobre hidratación

Leer
img

Hidrata a tu pequeño

Leer