Datos útiles sobre hidratación

Redactor médico: Dr. López Ortiz

El agua es un componente esencial para el correcto funcionamiento de todas las funciones en el cuerpo humano. Representa el 55% del peso corporal y su pérdida puede representar una situación que pone en riesgo la vida si no se atiende oportunamente.1

La deshidratación se refiere a la pérdida de líquidos, electrolitos y de componentes diluidos en el agua como el sodio, potasio y cloro.2,3

Las causas que desencadenan la pérdida de agua pueden ser fisiológicas, farmacológicas, infecciosas, neurológicas y metabólicas. Los recién nacidos y adultos mayores suelen ser los grupos más vulnerables y que pueden presentar complicaciones derivadas de la deshidratación.2

 

La deshidratación se manifiesta clínicamente con sed, inquietud o irritabilidad, dolor de cabeza, poca orina, además de cambios en la presión arterial y el pulso cardiaco.2

Con el fin de evitar las consecuencias derivadas de esta condición, es necesario atender las recomendaciones de ingesta diaria de agua y nutrientes para mantener al cuerpo funcionando con los niveles ideales de líquido y electrolitos.4

Existen productos comerciales que siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para el tratamiento de la deshidratación leve que ocurren tras una intoxicación alimentaria, congestión alcohólica o la práctica de actividad física.5-7

Para tener en cuenta…1-6

  • La deshidratación puede alterar el buen funcionamiento del cuerpo
  • Se requiere valoración médica cuando se sospeche que la deshidratación es causada por alguna condición que pone en riesgo la vida
  • La terapia de rehidratación oral se considera el descubrimiento médico más importante del S. XX
  • La restitución de electrolitos, glucosa y agua forman parte del abordaje terapéutico ante la presencia de deshidratación

Referencias:

  1. Thomas DR, Cote TR, Lawhorne L, et al. Understanding clinical dehydration and its treatment. J Am Med Dir Assoc. 2008;9(5):292-301.
  2. Kasper DL. Harrison’s principles of internal medicine New York: McGraw-Hill, Medical Pub Division; 2005.
  3. Biller A, Reuter M, Patenaude B, et al. Responses of the Human Brain to Mild Dehydration and Rehydration Explored In Vivo by 1H-MR Imaging and Spectroscopy. AJNR Am J Neuroradiol. 2015;36(12):2277-2284.
  4. Wotton K, Crannitch K, Munt R. Prevalence, risk factors and strategies to prevent dehydration in older adults. Contemp Nurse. 2008;31(1):44-56.
  5. Canadian Paediatric Society. Dehydration and diarrhea. Paediatr Child Health. 2003;8(7):459-468.
  6. Irwin C, Leveritt M, Shum D, Desbrow B. The effects of dehydration, moderate alcohol consumption, and rehydration on cognitive functions. Alcohol. 2013; 47(3):203-213.
  7. Materan M, Tomat M, Perez D. Terapia de rehidratacion oral. Archivos Venezolanos de Puericultura y Pediatría. 2009;72(4):146-153.

 

Compartir

¿Tienes comentarios sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Archivo

Otros Artículos

img

Deshidratación y golpes de calor en los niños

Leer
img

Datos útiles sobre hidratación

Leer
img

Hidrata a tu pequeño

Leer